Bullying y violencia en la escuela

Las situaciones de violencia e intimidación no deben tolerarse en la escuela. Por tanto, un estudiante tiene derecho a recibir ayuda si es víctima de ella. Cualquiera que realice este tipo de gesto se expone a consecuencias que pueden ser significativas.

El acoso escolar, conocido como hostigamiento escolar, maltrato escolar o bullying, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso.

Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en la clase y en los patios escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia, siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

Tortura, metódica y sistemática

El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella.

El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana.

En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin límite de edad.


CONTACTO

Protección de datos

> Responsable: Fundación en acción contra el acoso
> Finalidad: Poder responder.
> Legitimación: Tu consentimiento.
> Destinatarios: Nuestro proveedor de alojamiento web que cumple con el RGPD.
> Derechos: Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos cuando quieras.


Abrir chat